About Me

miércoles, 27 de octubre de 2010

Él dijo que yo era genial, increíble, perfecta, maravillosa, ... dijo que todo eso se quedaba corto. Simples cumplidos, son sólo cumplidos pronunciados por un personaje de cuentos de hadas. Yo no soy nada de todas esas palabras que él nombró. No me acerco ni al geni- de genial, ni al inc- de increíble, ni al pe- de perfecta, ni siquiera llego a la m- de maravillosa.

Él sí, él si es malditamente perfecto. Su pelo, su cara, sus ojos; marrones, pero tan bonitos, su voz, sus labios, su sonrisa... sus gestos, el tono que tiene al hablar, como te mira cuando le cantas, o cuando quiere contarte alguna de sus reflexiones. Su forma sexy de mover los labios al hablar, que a veces sólo levanta una parte del labio. Tener contacto con su piel es el placer más deseado, no todos tienen ese privilegio.

Ni Su Majestad lo tiene.



-Él no está al alcance de todas.
No está a mi alcance.

No hay comentarios: