About Me

viernes, 17 de diciembre de 2010

Mis amigas también saben soñar

- Hablé con él - me dijo sonriendo.
Sentía como mi corazón se aceleraba. No había pronunciado su nombre, pero yo sabía perfectamente a quién se refería. Aquel que rondaba mi cabeza desde hacía dos meses, aquel al que buscaba sin cesar cada día en el instituto.
- Te he dicho mil veces, si no más, que no quiero saber nada de él - me dolía cada vez que alguien le nombraba.
- No, escúchame, esta vez es diferente - tenía una sonrisa que casi no le cabía en la cara.
Sentí cómo el estómago me daba un vuelco y mis manos se ponían frías.
- Bueno, vale, pero sólo un momento - no quería que me dijera algo con los que pudiera llegar a hacerme ilusiones.
- Hablé con él sobre ti. Decidí cogerlo por sorpresa y le pregunté si había alguien que le llamara la atención. "Pues hay alguien, pero no quiere nada conmigo". Te juro que en ese momento no caí y empecé a hacerle preguntas estúpidas sobre si estaba en el instituto, si era amiga mía... y entonces me di cuenta. ¡Es Carolina! - chilló, representando a la perfección cómo se lo había dicho - Y se puso tomatito. Más mono...
Sentí que me ponía roja y pensé que el corazón me iba a explotar. Ella me miró, sonriente, me dio un abrazo y me susurró:
- Es tu momento, aprovecha.
No sabía de lo que hablaba, por qué lo decía. Me soltó y se fue. Y cuando me giré, él estaba allí, mirándome.

Carolina Báez

2 comentarios:

icHiGo. perO no sOy friKi dijo...

y aprovechaste???

bessos! <3

M dijo...

No, no aprovechó. Se levantó antes de poder aprovechar:)