About Me

miércoles, 11 de mayo de 2011

Her birthday

Hay veces que las personas llegan tarde. Hay gente que llega en el momento equivocado al lugar equivocado. Hay veces que eso no importa nada, como cuando un suspiro se pierde en un vendaval. Y hay veces que esa desafortunada aparición a destiempo crea una catástrofe propia de un maremoto. Pero ella no. Ella llegó en el momento justo, al lugar indicado. A una isla del Atlántico, un 11 de mayo. Y años más tarde llegó a la vida apropiada, para formar parte de ella, de momentos inolvidables.
Sus ojos verdes, esos que te miran casi con un atisbo de asombro con cada paso nuevo que da. Esos que te miran divertidos y te alegran el día. Esos que odias ver llenos de lágrimas y tristes porque, ¿quién no odia ver llorar a la niña de los ojos verdes?

Ire: gracias por ser tan puntual. Gracias por llenar mi vida de risas. Gracias por aparecer en este mundo hace 15 años. Gracias por confiar en mí. Gracias por emocionarme (y emocionarnos) con tu historias. Gracias por Jarri, Helen y el pequeño Mike. Gracias por crear historias que podré contar a mis hijos. Gracias por esas redes atrapa paridas volantes. Gracias por esos conciertos de McFly a las dos de la mañana. Gracias por los gofres, por tu hermano Harry y por tus libros. Gracias por bailar de esa manera. Gracias por estos 734621836425691275631749651740253521746 millones de segundos juntas. Gracias por cada mirada, sonrisa y palabra. Gracias por las temporadas de F.R.I.E.N.D.S. Gracias por acogerme en tu casa. Gracias por ese póster. Thanks for improve your English with me. Gracias por este blog. Gracias por acordarte de mis cumpleaños. Gracias por esas fotos estilo Parkinson. Gracias por preocuparte por mi rodilla. Gracias por mandarme sms desde París. Gracias por echarme de menos cuando estaba en Inglaterra. Gracias por escucharme. Gracias por pelearte conmigo. Gracias por perdonarme. Gracias por no ser típica. Gracias por tu sarcasmo. Gracias por todas tus virtudes. Gracias por tener algún defecto. Gracias por no ser perfecta (que lo perfecto aburre). Gracias por ser mi sinsaja. Gracias por ser mi inspiración. Gracias por llegar con la lluvia.

Gracias por ser tú.



2 comentarios:

Reneses dijo...

Es inútil parar a esperar al amor, siempre nos encuentra él, en el momento más delicado.

Mad. dijo...

Y a veces viene cuando no lo queremos.