About Me

lunes, 22 de agosto de 2011

Message in a bottle

"Dear C,


I'm sorry I haven't talked to you in so long.
I feel I've been lost...
...no bearing, no compass.
I kept crashing into things, a little crazy, I guess.
I've been lost before.
You were my true North.
I could always steer for home when you were my home.
Forgive me for being so angry when you left.
I still think some mistake's been made...
...and I'm waiting for God to take it back.
But I'm doing better now.
The work helps me.
Most of all, you help me.
You came into my dream last night with that smile...
...that always held me like a lover...
...rocked me like a child.
All I remember from the dream...
...is a feeling of peace.
I woke up with that feeling...
...and tried to keep it alive as long as I could.
I'm writing to tell you that I'm on a journey toward that peace.
And to tell you I'm sorry about so many things.
I'm sorry I didn't take better care of you...
...so you never spent a minute being cold or scared or sick.
I'm sorry I didn't try harder to find the words...
...to tell you what I was feeling.
I'm sorry I never fixed the screen door.
I've fixed it now.
I'm sorry I ever fought with you.
I'm sorry I didn't apologize more.
I was too proud.
I'm sorry I didn't bring you more compliments...
...on everything you wore and every way you fixed your hair.
I'm sorry I didn't hold on to you with so much strength...
...that even God couldn't pull you away.


All my love, G."


Siento que me falta algo...

sábado, 13 de agosto de 2011

- Yo nunca me he enamorado, y si lo he hecho ha sido de tontería.
+ ¿Y ahora?
- Ahora mismo pues no.
+ Enamorate de mí.
- No sé si podría.
+ Claro que sí.
- ¿Qué tienes tú que no tengan los demás?
+ Que soy yo.
- ¿Y tú crees que eso es suficiente?
+ ¿Tú crees que no?


lunes, 1 de agosto de 2011

Película basada en la vida real.

Verlo en todas partes (incluyendo su mente) a todas horas le estaba volviendo completamente loca. Cada mirada con la que se cruzaba parecía ser la suya, cada chico que aparecía en alguna esquina tenía su pelo, y alguno que otro tenía casi tantas pecas como él. Pero lo que nunca pudo encontrar fue su sonrisa, o incluso el silencioso sonido de su risa. Por eso le sorprendió tanto encontrarse con esa sonrisa frente a frente aquella noche. Se había acercado a cerrar la ventana, cuando sus ojos verdes la habían asaltado. Se había encaramado al árbol que justo llegaba a su habitación, y su boca componía esa mueca que tanto le gustaba. Se quedó muy quieta, notando como su corazón se esforzaba en mandarle una cantidad extra de sangre a sus mejillas. Sonrió, sabiendo que su sonrisa no llegaba a ser ni una copia barata de la suya.
- Pensé que esto sólo pasaba en las películas.
- Ya era hora de que alguien lo llevara a cabo en la vida real, ¿no crees? - se apoyó en el marco de la ventana y entró en la habitación sin hacer ruido.